LA SANIDAD PENITENCIARIA EN IMÁGENES

ESCABIOSIS

Su agente causal es un ácaro denominado Sarcoptes scabiei subespecie hominis. Se transmite principalmente por contactos cutáneos personales íntimos, piel a piel; con menor frecuencia, por medio de ropas de vestir y de cama. Predomina en jóvenes y en otoño invierno. Es endémica en determinados países tropicales y responsable de epidemias en hospitales, casas de acogida y residencias de ancianos.

La escabiosis o sarna es una infestación cutánea intensamente pruriginosa y contagiosa que se manifiesta por la presencia de surcos, pápulas, vesículas y costras (Figura 1), también puede presentarse como una dermatosis psoriasiforme que afecta a manos y pies (Figura 2 y 3) con hiperqueratosis de las uñas y erupción eritematosa descamativa en la cara, el cuello, el cuero cabelludo y el tronco.

La variante costrosa se presenta en una población susceptible que la constituyen pacientes con infección por VIH, o pacientes en situación de inmunodepresión por tratamiento esteroideo (sistémico o tópico), trasplantados, neoplasias hematológicas o deficiencia mental, si bien se describe en aborígenes de zonas rurales de Australia sin inmunosupresión conocida1, 2.

El retraso diagnóstico es frecuente ya que puede simular otras dermatosis descamativas propias del VIH como la dermatitis seborreica, psoriasis o exantemas inducido por fármacos. Las complicaciones pueden ser graves con relación a infecciones bacterianas secundarias fundamentalmente por Staphylococcus aureus y originadas mediante rascado (figuras 4 y 5).

El diagnóstico de certeza se establece mediante la identificación microscópica del parásito, huevos o heces, recomendándose efectuarlos en el caso de pacientes con VIH con dermatitis generalizada e indigentes.

Como tratamiento se aconseja un escabicida tópico e ivermectina o bien dosis repetidas de esta última3. Los CDC recomiendan tratamiento tópico con lindane al 1% o permetrina al 5% y sistémicos con ivermectina4.

La permetrina constituye el escabicida tópico de elección y es tan efectiva como el lindano y menos tóxica. La ivermectina constituye un fármaco efectivo, barato y seguro, recomendado en la sarna relacionada con el VIH (especialmente en casos graves), en pacientes con recuentos de CD4 bajos y tras fracasar tratamientos tópicos, además, es útil en los brotes institucionales (especialmente en ancianos con mala tolerancia a los tratamientos tópicos).

Las medidas de aislamiento son fundamentales para evitar brotes nosocomiales o comunitarios de esta entidad tan contagiosa y en especial en los centros penitenciarios donde con cierta frecuencia aparece algún caso.

 

CORRESPONDENCIA

Vera Remartínez, Enrique J. y
Rincón Moreno, Santiago
Servicio Médico del Centro Penitenciario
de Castellón I
Carretera de Alcora Km. 10
12071 Castellón

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Walton SF, McBroom J, Mathews JD, Kemp DJ, Currie BJ. Crusted scabies: a molecular analysis of Sarcoptes scabiei variety hominis populations from patients with repeated infestations. Clin Infect Dis. 1999; 29: 1226-1230.

2. Rodríguez-Gómez FJ, Pastrana-Mejía GA, Lomas JM, Pujol E. Varón con infección VIH avanzada y lesiones cutáneas hiperqueratosicas difusas. Enferm Infecc Microbiol Clin 2006; 24 (9): 587-589.

3. Meinking TL, Taplin D, Hermida JL, Pardo R, Kerdel FA. The treatment of scabies with ivermectin. N Engl J Med. 1995; 333:26-30.

4. Centers for Disease Control and Prevention. Sexually transmitted diseases treatment guidelines, 2002. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2002; 51 (RR-6): 67-69.

 

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.